LAS SEIS ETAPAS POR LAS QUE PASARÁ TU EMPRESA

LAS SEIS ETAPAS POR LAS QUE PASARÁ TU EMPRESA

¿Te has preguntado alguna vez por qué etapas pasará – o está pasando- tú empresa? Da un poco de vértigo mirar el camino que queda por recorrer, pero la realidad es que todo negocio debe andar su propia senda hasta alcanzar su máximo potencial.

Todas las empresas pasan por diferentes fases en función de su tamaño, necesidad de financiación y su situación dentro del mercado. 

Si nos enfocamos en las necesidades de financiación y el tipo de inversor que tradicionalmente las cubre, las fases por las que seguramente pasará tu empresa serán las siguientes: 

  • ETAPA PRE-SEED 

Si manejas de idiomas sabrás que seed significa “semilla” en inglés, pues bien, es justo eso: el origen de todo. Esta etapa hace referencia a ese momento en el que al emprendedor le surge una gran idea de negocio, pero suele tener un hándicap: necesita encontrar a algún inversor que esté dispuesto a confiar en él y su proyecto y aportar ese capital necesario para arrancar.

Es muy usual recurrir a alguna incubadora de empresas donde recibir asesoramiento y mentoría para el desarrollo de la idea y la búsqueda de financiación.  Generalmente, en esta primera etapa, la inyección de recursos es aportada por lo que se conoce en el lenguaje anglosajón como los FFF (FriendsFamily and Fools).

Quizá la única palabra que no te suene mucho de estas sea fools, y es que hace referencia a los “locos” que son capaces de apostar por proyectos en esta fase sin mantener previamente estrechas relaciones con el emprendedor en cuestión. 

  • ETAPA SEED

En esta etapa la semilla ya está sembrada y empieza a germinar: el proyecto se hace realidad. Es ahora cuando llega el momento de intentar desarrollar la idea con el mayor acierto posible y validar el modelo de negocio por el que se ha apostado. Para ello, se desarrolla lo que se conoce como el MVP, que son las siglas en inglés de producto mínimo viable, y sirve para poner a prueba el producto con los primeros clientes reales. 

Si se consigue que los datos sean positivos y justifiquen la idea, se puede empezar a buscar algún nuevo inversor profesional para aumentar las capacidades de la empresa. 

  • ETAPA EARLY STAGE

Se corresponde con ese momento en el que ya se han tenido varios clientes que van “regando la semilla” y se cuenta con algunas métricas internas que permiten observar las luces y sombras de la empresa. 

En esta etapa, al tener el feedback de los clientes se puede ir puliendo el producto y, por supuesto, se debe comenzar a plantear posibles vías de crecimiento para la empresa. 

Relaciones comerciales
  • ETAPA GROWTH STAGE

¡Esta planta ya da sus frutos! La empresa funciona con normalidad, cuenta con clientes recurrentes y se consigue establecer unas métricas atractivas gracias a todo el trabajo realizado anteriormente. En esta fase ya se cuenta con un plan de captación corroborado y se establece una estrategia clara en toda la empresa para el crecimiento de la misma. 

  • ETAPA DE EXPANSIÓN

Es una etapa que puede parecer de las más sencillas a priori, pero, como habrás escuchado más de una vez: “nada es lo que parece”. En la etapa de expansión se parte de una situación en la que la empresa está consolidada y llega el momento de ejecutar ese plan para ampliar fronteras y llegar a más población.

El problema de esta fase está en que, a pesar de que la empresa esté consolidada, es muy probable que vaya a necesitar grandes cantidades de dinero para poder cubrir el plan de expansión.  Es el momento de buscar acuerdos con inversores de mayor envergadura que puedan aportarnos capital y relaciones estratégicas para iniciar una expansión a gran escala. 

  • ETAPA DE EXIT O BUYOUT

Pues bien, aquí llegaría el final para el emprendedor. Si ha demostrado con creces la capacidad de la empresa para ser rentable y tener un modelo de negocio válido, llegados a este punto, lo más típico es que se produzca una venta del negocio. Suele ser el objetivo más atractivo para la mayoría de emprendedores, aunque no tiene por qué ser así. Hay ocasiones en la que los emprendedores apuestan por mantenerse en la empresa y conseguir hacer de esta una empresa gigante

Esperamos que este recorrido por las fases de una empresa te haya sido de ayuda…

Cuéntanos ¿En qué etapa se encuentra tu empresa actualmente?

Recuerda, si tienes un proyecto de valor en fase temprana, en Odemira queremos conocerte a ti y a tu proyecto, y ayudarte a que esa semilla crezca más rápido y mejor.

INCREMENTAMOS EL VALOR DE NUESTROS ACTIVOS EN TRES ÁREAS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad