¿Es mi proyecto interesante para un inversor profesional? ¿Cómo debería presentarlo?

Presentar a inversores

¿Es mi proyecto interesante para un inversor profesional? ¿Cómo debería presentarlo?

Presentar a inversores

Cada vez son más las empresas que buscan la entrada de inversores profesionales en su proyecto con el objetivo de profesionalizarlo y acelerar el crecimiento de los mismos. Pero ¿cómo saber si tu proyecto es interesante para un inversor?, y si lo es, ¿cómo debes presentarlo para conseguir su interés?  

Desde Odemira Capital, como inversores, clasificamos el interés de las propuestas según 4 puntos básicos:

1 . Filosofia – estrategia

2. Idea de negocio

3. Diferenciación

4. Equipo

A la hora de saber si nuestro proyecto puede ser o no de interés, lo primero que debemos hacer es buscar inversores cuya filosofía encaje con la naturaleza de nuestra empresa. Esto puede sonar bastante obvio, pero es importante recalcar que hay algunos inversores que por su forma de entender la industria se niegan a invertir en ciertos sectores o proyectos y, por lo tanto, pueden descartar tu empresa en un solo segundo. E incluso, hay que ir más allá del sector, siendo conveniente analizar la estrategia de inversión del fondo: qué equipo lo compone, qué experiencia tienen, cuáles son los proyectos en los que han invertido, etc. Analizar toda esta información, te ayudará a saber si ese inversor es el más adecuado para tu proyecto.

Por ejemplo, en el caso de Odemira Capital, hemos invertido en proyectos de distinta naturaleza, así que estamos abiertos a escuchar proyectos de diferentes ámbitos y sectores. Buscamos ideas de valor que cubran una necesidad o hueco no satisfecho, o que cambien las formas y métodos actuales, independientemente de cuál sea su sector.

Una vez has encontrado a inversores que a priori pueden estar dispuestos a escuchar tu propuesta, el siguiente paso es ponerte en contacto con los mismos, concretar una reunión y pasar a explicar tu idea.

El segundo y tercer punto van de la mano: Evidentemente tu idea de negocio debe ser sólida, interesante y, sobre todo, diferente a lo que ya existe en el mercado. Para hacer ver esto a un inversor y conseguir que confíe tanto en ti como en tu proyecto, el paso clave está en hacer una buena presentación.

Tras nuestra amplia experiencia como emprendedores e inversores, desde Odemira aconsejamos que una buena presentación responda, como mínimo, a las siguientes preguntas:

1. ¿Qué problema resuelve tu idea?

La respuesta a esta pregunta nos cuenta por qué podría funcionar un negocio que ofrezca el servicio o producto de tu proyecto. No te preocupes, no todas las empresas tienen la respuesta a problemas graves, a veces, basta con poder satisfacer una necesidad o deseo.

2. ¿Qué solución propones?

Para ello, puedes explicar en primera persona cómo llegaste a alcanzar tu proyecto. No es necesario entrar en demasiados detalles técnicos, pero si cuentas cuál es la solución que ofreces y cómo llegaste hasta ella, seguramente consigas transmitirles el potencial de tu proyecto y dejar clara tu idea.

3. ¿Qué te hace diferente?

En este punto debes explicar por qué tu solución es diferente a otras soluciones del mercado. Si no consigues diferenciarte del resto de proyectos no conseguirás inversión en el tuyo, tienes que intentar ofrecer planteamientos empresariales que salgan de lo común.

4. ¿Hay datos en el mercado que apoyen tu idea?

Es importante acompañar tus ideas de datos reales, que demuestren tu trabajo en el proyecto y verifiquen la realidad de lo que cuentas: prototipos, entrevistas con clientes, evolución del modelo de negocio, pruebas de tu trabajo, etcétera.

5. ¿Tú proyecto es escalable?

Un proyecto escalable es el que tiene potencial de crecimiento fuerte sin la necesidad de grandes cantidades de reinversión en infraestructuras. La ambición de ejecutar un proyecto escalable no está al alcance de cualquiera y es algo que buscan todos los inversores, pues son los proyectos que generan mayores beneficios, y no solo en lo que a dinero se refiere. Este es un factor importante, pero no único. Si tu proyecto requiere de inversión, ¡explícalo!, aun así, puede ser muy rentable e interesante para un inversor.

6. ¿Cómo se organiza y quién forma parte del equipo de trabajo?

Es clave que cuentes con equipo de personas comprometidas, que compartan la ilusión por la idea y que estén debidamente formadas para la tarea que les corresponde. En Odemira es una de las cuestiones que valoramos con mayor importancia. Te recomendamos que dediques tiempo a explicar la experiencia, conocimiento y potencial de tu equipo.  Un buen equipo es el mejor aval para la solidez de la idea y el potencial de crecimiento de la empresa.

7. ¿Qué necesitas?

Sea dinero, contactos o recursos, deberías responder a cuánto, cuándo y para qué. Explicando esto, el inversor se hará rápidamente una idea clara sobre los objetivos de tu ronda, el riesgo que corre y tu capacidad para gestionarlo.

Llegados a este punto y, si crees que eres capaz de hacer una presentación en la que respondas a todas estas preguntas… ¡Enhorabuena! Puedes estar seguro de que en cualquier firma de inversión y, particularmente en Odemira, estaremos encantados de escuchar tu propuesta y valorarla con nuestro equipo.

INCREMENTAMOS EL VALOR DE NUESTROS ACTIVOS EN TRES ÁREAS

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Política de cookies
Privacidad